viernes, 19 de junio de 2009

Conclusión

Durante este modulo, nos encontramos con una mirada a la educación diferente, en donde el camino recorrido se hace de apoco y realizado por nosotras mismas. La oportunidad de tener una mirada más allá, hace que no veamos los contenidos como algo lejano sino mas bien sentirlo cercanos y por lo tanto considerarlo parte de nuestra formación profesional.

Después del largo proceso que vivenciamos a través de la posibilidad de la realización de diversos trabajos, hemos obtenido uno de los mejores productos, nos referimos a que el objetivo general que se focalizaba en “Conocer y analizar las bases fundamentales del Curriculum, las orientaciones curriculares y sus componentes, reflexionando en torno a su concreción en la práctica educativa en el Educación Inicial”( Programa semestral del módulo: Orientaciones Curriculares en Educación Inicial), ha sido absolutamente cumplido por este equipo de trabajo.

El mínimo hecho de que tuviéramos que efectuar registros y mapas de cada clase realizada, significo un fuerte desarrollo entorno a la capacidad reflexiva, en donde debíamos plantearnos el porqué de cada enseñanza que se nos estaba entregando. Debemos destacar que cada clase fue ejecutada con una fuerte capacidad de tolerancia y metodología innovadora por parte del docente, quien al mismo tiempo nos integraba de manera participativa a los contenidos, provocando una pedagogía activa, es decir, nosotras como estudiantes también realizábamos la clase.

Aquello se transformo en un aspecto realmente relevante para el logro de los aprendizajes, por lo que cabe señalar que el primer momento en que nos vimos integradas fue en cada inicio que le dimos al módulo, allí cada equipo de trabajo mostro diversas dinámicas que trataban desde la comprensión de la materia vista en el ramo hasta la entretenida premiación hacia nuestras características distintivas.

Ya comenzando con lo anteriormente nombrado, se nos dio paso a uno de los factores que envuelve a las Orientaciones curriculares, nos referimos a los Enfoques Curriculares. El análisis de estos fue un proceso continuo y minucioso, en donde a partir de reflexiones vagas llegamos al objetivo que poseía cada una de ellas y como afectaba e influía en el futuro desempeño como profesionales de la Educación Inicial. Sin embargo, aquel proceso no se detuvo en el tiempo, sino que lo llevamos a la práctica, mediante la aplicación en uno de los establecimientos en que estuviésemos ejecutando nuestra práctica III. Fue una etapa enriquecedora, ya que visualizamos cómo funcionaba en cada uno en los párvulos y cuál era la habilidad especifica que propiciaba en ellos.

Además de todo lo que hemos resaltado, no podemos olvidar la elaboración de las planificaciones, las cuales son ejes relevantes de nuestra tarea como futuras Educadoras de Párvulos y son ellas las que a partir de las experiencias variables otorgan la esencia necesaria que debe poseer una educación basada en la infancia.

Este desarrollo, se baso en una planificación focalizada hacia una salida de terreno en donde tuvimos que considerar hasta el detalle más mínimo que pudiese afectar a los niños y niñas en tal salida. Todo esto, fue llevado a cabo gracias a los aprendizajes entregados por la profesora Lorena Garrido, quien fue un complemento fundamental para esta realización.

Para ya finalizar vale destacar, la presencia de un documento, que hasta la instancia en que no lo conocíamos era ajeno a nuestros aprendizajes, hacemos hincapié a la Evaluación Continua. El hecho de dedicar una lectura cuidadosa y reflexiva fue lo que nos hizo entender y dilucidar cada uno de los talleres que fuimos realizando semana a semana, puesto que esta dice tener como “Objetivo el seguimiento de los aprendizajes continuos de todos y cada uno de los escolares, en los que se precisa la consecución de unos objetivos y unas metas que harán de ellos seres aptos para la vida” (Documento 2009, Evaluación Continua) y eso fue lo que tuvimos la gracia de disfrutar, haciendo de todo esto un proceso enriquecedor.

Ahora bien, toda esta información ejecutada por este grupo de trabajo ha sido expuesta a través de lo que ya han podido ver y leer, el Portafolio Digital, en el cual debemos reconocer que fue un trabajo bastante dificultoso, por la simple ausencia del manejo de habilidades tecnológicas en internet. No obstante, no fue razón para no continuar con el trabajo, que ya se nos había indicado al comienzo del semestre, por lo tanto con seguridad podemos afirmar que desplegamos totalmente la habilidad que deseábamos desarrollar en los contenidos, nos referimos al SER, que se focaliza en la “Valoración del saber construido sobre la disciplina curricular y su importancia para el desarrollo integral de niños y niñas” (Programa semestral módulo: Orientaciones Curriculares en Educación Inicial).

Debemos reflexionar ante la frase pensar y luego actuar, nos hace meditar en nuestras vidas, el cómo actuamos al enfrentarnos en una situación a la cual muchas veces nos dejamos llevar y logramos analizar lo que está ocurriendo a nuestros ojos.

La mirada que muchas veces logramos quizás llega a ser superficial, en donde no nos detenemos a observar nuestro entorno y posteriormente analizar lo que ocurre a mi alrededor, se nos hace fácil actuar, pero quizás la vida es mucho más que eso y sobre todo la educación y los procesos que vivimos en ella, en donde el detenernos a pensar solo un momento cambiara nuestra perspectiva de los que está ocurriendo delante nuestro.

Nostras como futuras Educadoras tenemos la labor de enfrentar la educación de la mejor manera, la diversidad que encontramos dentro de nuestra sociedad es amplia por lo tanto las estrategias que adquirimos y que nosotras utilizaremos debe ir dirigido a nuestro infantes teniendo en cuenta las potencialidades que estos tengas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada